Solo entenderás si eres un vaper

Cuando te conviertes en un vaper, te das cuenta de todas las ventajas que tiene el vapear. Por ejemplo, que a la larga se vuelve más económico, evitas el mal olor del cigarro, puedes escoger el sabor que prefieras y que lógicamente ya no le haces el daño a tus pulmones que les hacías cuando fumabas.

Conforme va pasando el tiempo te puedes dar cuenta de que hay ciertas curiosidades que básicamente les ha pasado a todos los que vapean.

¿Con cuantos de los siguientes puntos te puedes identificar?

Tener que elegir un sabor .

No todas las personas pueden entender lo difícil y frustrante que es escoger un sabor de Maskking o de algún e-liquidó. Por una parte, quieres probar algo diferente y conocer más sabores, pero por otra estas totalmente enamorado de un sabor y no sabes si quedarte con tu favorito o irte por un sabor nuevo y arriesgarte a que no te guste.

 Con el tiempo te puedes dar cuenta que tipo de sabores son los que disfrutas más, pueden ser frutales, dulces, tropicales, frescos etc. Una vez que identifiques que tipo de sabores son los que te gustan, dejaras de tener esta complicación y te podrás enfocar en sabores del estilo que prefieras.

Perder tu vape por unos segundos

Los vapes suelen ser dispositivos pequeños los cuales al igual que te ha pasado con tu teléfono o con objetos pequeños, se pueden esconder fácilmente en lugares muy extraños. Si eres un vaper distraído estoy segura de que te ha pasado más de una vez, y sabes que lo desesperante es que sabes que no esta perdido solo que no lo encuentras.

Olvidarte de cargarlo al 100% 

Si eres un vaper seguro entenderás lo desesperante que es que se te olvide cargar tu vape. Cuando empiezas a vapear y no estas acostumbrado te puede pasar muy fácilmente que olvides ponerlo a cargar y al momento que salgas de tu casa te darás cuenta y será un momento de frustración, aunque no es difícil de solucionarlo, puedes llevar contigo el cargador y en cuanto tengas oportunidad puedes ponerlo a cargar.

Darte cuento que te queda poco líquido

 Esto puede ser realmente lo peor que le puede pasar a un vaper y aún peor si no te queda cerca alguna tienda de vapeo. Lo que les queda por hacer a estas personas que se han olvidado de este producto tan importante es dividir estos últimos restos y evitar vapear tanto hasta poder encontrar mas e-líquido.

Te conviertes en el distribuidor de hits con tus amigos.

Una frase que siempre escucharas en una fiesta o reunión es la de “Se me acabaron los cigarros, me das de tu Maskking o de tu vape o lo que sea que lleves.” Y como todo buen amigo, tu vape terminará siendo de los dos por esa noche, se acabará tu líquido y te repetirás en la cabeza “a la próxima ya no compartiré”, pero se convierte en un ciclo. A menos que no te de pena y lo siento por tu amigo, no compartirás esa noche.

Sugerirle a tu amigo que deje de fumar y que se una al mundo del vapeo podría ser una buena opción tanto para ti como para el, ya que el dejara de hacerle tanto daño a sus pulmones, tu habrás ayudado a alguien y ya no te robara tu vape.

Eres el defensor número uno del vapeo.

Es súper común que tengas ese amigo que te dice que fumar vape es lo mismo que fumar y antes de tratar de informarlo, lo tienes que corregir y decirle que no estas fumando vape, estas vapeando, recordarle que no es lo mismo, esta comprobado que vapear es más seguro que fumar.

O que llegues a un restaurante y que te digan que no puedes fumar de tu cigarro electrónico y se repite la misma historia, aunque estamos de acuerdo que en un restaurante no vas a tener la razón. ¡Este es un sentimiento muy común que tienen los vapers, el de tener ganas de gritar “Vapear no es fumar” todo el tiempo!

Más allá de corregir a las personas que siguen pensando que vapear es lo mismo que fumar, cuando has logrado dejar de fumar y te topas con un fumador inconscientemente te sientes con la responsabilidad de intentar convertirlo en un vaper y que deje el cigarro, aunque muchas veces se vuelve complicado, ya que suelen ser tercos. Pero sabemos que a lo largo podremos convencer a una o dos personas y eso es más que suficiente.